Instalación del Primer Soberano Capítulo Regular de Rito Moderno o Francés en México


México, es un país de amplía tradición masónica, la cual llega en la época colonial, en la segunda mitad del siglo XVIII, de la mano de emigrantes franceses asentados en la capital, quienes fueron acusados y condenados por la Inquisición local. Sin mayor sustento documental, fue muy probable que existiesen logias itinerantes en el seno del ejército realista español destacado en la Nueva España, a la vez, que es muy posible que en el movimiento criollo (primero autonomista y posteriormente independentista), existieran masones, vinculados a la Orden a través de las ideas ilustradas de finales del siglo XVIII. 

Sin embargo, historiadores masones y no masones de la talla de León Zeldis Mendel y José Antonio Ferrer Benimeli, han apuntado reiteradamente que la masonería latinoamericana ha construido su propia mitología, alejándose de la cientificidad que tal empresa requiere por una confusión que se da entre las Sociedades Patrióticas latinoamericanas y las logias masónicas, porque a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, la estructura operativa de ambas era muy parecida, tal como lo apunta la historiadora Virginia Guedea.

Según los datos recopilados en la Wikipedia , “a partir de la independencia en el año de 1821, buena parte de los gobernantes de México, hasta 1982, presumiblemente pertenecieron a la masonería”, y que “apenas se produjo la independencia política, las pocas logias existentes salieron a la luz, multiplicándose rápidamente”. 

Dice además que “con la llegada oficial del agente y ministro plenipotenciario estadounidense Joel R. Poinsett, la naciente masonería mexicana se dividió en dos corrientes políticas nunca definidas del todo”, pues este promovió “la creación de logias del Rito York, proclives a los intereses estadounidenses” y fue “frente a la materialización de la doctrina intervencionista del Destino manifiesto estadounidense, que se opusieron los masones más conservadores, reunidos en la incipiente Logia Escocesa del entonces joven Rito Escocés Antiguo y Aceptado, encabezada por el médico barcelonés del último virrey, Manuel Codorniu Ferreras, a través de su periódico "El Sol" “. 

“Así, alrededor de las logias yorkinas se reunirán los masones cercanos al liberalismo estadounidense, al tiempo que quienes posteriormente serán nombrados "conservadores", permanecerán cercanos a las logias escocesas herederas del liberalismo español”.

“ Al poco tiempo, los masones que no veían con total simpatía ninguna de las alternativas existentes, optaron por una tercera vía consistente en la fundación, en el año de 1825, de un rito de corte nacionalista que fue el Rito Nacional Mexicano, cuyos integrantes pretendían la creación de un modelo político y de gobierno propio de México”.

Se sabe que muchas logias, cuerpos y obediencias se crearon a lo largo del siglo XIX; al mismo tiempo se introdujeron diversos ritos en la República Mexicana, como el del Temple, el de San Juan y el Reformado, muchos de los cuales no han sobrevivido hasta el día de hoy. En la actualidad es abrumadoramente mayoritario el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, siendo también numerosos el Rito York y el Rito Nacional Mexicano, pero es a principios del siglo XXI que han encontrado cobijo otros ritos más comunes en otras latitudes, entre los cuales encontramos: la Antigua Orden Árabe de los Nobles del Relicario Místico, Rito de Memphis y Mizraim, Rito Francés Moderno, Rito Francés Primitivo, entre otros.

En relación al Rito Francés, existen 5 logias constituidas de forma regular, a saber la Logia “Genero Humano”, adscrita a la Grande Loge Nationale du Canada, las Logias “La Fayette No. 10” y la “Vía Hermética No. 15” adscritas al Gran Oriente Ibérico y las Logias “Les Amis Réunis No. 5” y “Équitas No. 6” de la Gran Logia Mixta de los Andes Ecuatoriales, trabajando estas dos últimas en la versión del Rito Moderno o Francés de 1783/1801. 

Una continuidad de los trabajos en los denominados “altos grados” u “Órdenes de Sabiduría” no existía, lo cual limitaba la continuidad de los HH.  que deseaban proseguir su cursus iniciático y es por esta razón que el Sublime Consejo del Rito Moderno para el Ecuador, constituida con Carta Patente otorgada por el Supremo Conselho do Rito Moderno – Brasil, que es a su vez el garante legítimo del Rito Moderno para el Mundo, se complace en dar a conocer a los HH. de los diferentes P.G. de la Tierra, y en particular en los Valles de México, la Instalación del Primer Soberano Capítulo Regularmente constituido “Veritas No. 3” con Carta Patente del Sublime Consejo del Rito Moderno para el Ecuador (SCRME), presidida por el M.I.H. E. Morales - SPR+ (IV° Ord. – Gr. 7), en los VV. de México DF, a partir del 13 de noviembre del 2012 e.v.

Cabe mencionar que en este país, en especial, en el último año se habla del Rito Francés o Moderno como si “una nueva moda” se impusiese sobre quienes buscan acumular más bandas y más medallitas, sobre todo por parte de HH. que practicando otros ritos, giran sus miradas en torno al Rito de los Modernos que día tras día cobra nueva vigencia en el panorama masónico internacional, no solo por ser considerado como el “más democrático y de valores laicos”, sino porque además en sus versiones más tradicionales recoge la verdadera tradición de los Modernos, incluso de aquella época en la cual la masonería no tenía divisiones, ni se adaptaba a los “intereses históricos” que dieron origen a la diversificación de ritos. Se espera con esto dar una oportunidad “legítima”, pero ante todo “regular” para todos y todas quienes busquen continuar su carrera masónica en las Órdenes de Sabiduría, siempre y cuando un interés real le mueva a integrarse a la práctica, más no ese tutti-frutti que tiene a la masonería en general patas arriba.

M.M. Yuguito
V° Ord. - Gr. 9
Sup. Com. del Sublime Consejo del Rito Moderno para el Ecuador



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada